Figari: la gran estafa

Image result for la gran estafa

La gran estafa es un excelente filme de acción protagonizado por tres grandes del cine: George Clooney, Brad Pitt y Matt Damon. Figari: La gran estafa es un drama de la Iglesia y la sociedad contemporáneas. La historia protagonizada por Figari cuenta con notables actuaciones secundarias, como el desaparecido Godoko y otros que abandonaron el país en búsqueda de mejores oportunidades -las malas lenguas dicen que huyeron para eludir a la justicia-.

Este drama protagonizado por Figari discurre sobre la historia de decenas de jóvenes esclavos, atrapados por este maquiavélico personaje que usa sus técnicas de dominio mental para sojuzgar a sus víctimas. Sí, ¡víctimas! Este ser despiadado no escatima en medios para alcanzar sus objetivos de poder. Es así que, en su temprana juventud, inició un proyecto político en las juventudes odriístas; sin embargo, este fracasó. Frente a lo cual optó por enmascarar su plan para hacerse del poder mundano a través de la religión. Aprovechando su cultura católica fundó el Sodalicio (SCV) en 1971 con la finalidad de “instaurarlo todo en Cristo bajo la guía de María”, una institución formada por militantes que serían “mitad monjes, mitad soldados” y que estarían dispuestos a dar la vida por Cristo.

El joven Figari empieza a llenarse de poder sobre las conciencias de cada vez más jóvenes indefensos y confundidos por sus artimañas. Su grupo fundacional rápidamente sobrepasó los espacios de un VW Escarabajo para llenar la sala de la casa de sus padres en el exclusivo distrito de San Isidro. Sin embargo, Figari fue sobrepasado por el poder y empezó a abusar de quienes tenía a su lado, y eso alimentaba más su ego y su ansia de poder crecía haciéndose ilimitada.

Como no queda tiempo para contar toda la película, saltemos a la crítica posterior que realizan quienes fueron sus discípulos. Los sodálites, confundidos por este drama y sus intensas escenas de abusos sexuales, físicos, psicológicos y espirituales, no supo qué hacer y decidió formar una comisión de ética para la justicia y la reconciliación. Ojo, “para la justicia”. Se trata de una comisión integrada por independientes que, frente a los casos de abusos del fundador -habría que añadir “y de otros miembros del SCV”-, …

para asegurar el máximo rigor en el trato de estos casos, se ha convocado a reconocidos profesionales —independientes del Sodalicio de Vida Cristiana— para que revisen lo ocurrido y contribuyan a identificar a las víctimas, ayudarlas y plantear las correcciones necesarias para evitar que estos u otros hechos similares se repitan.

Buenas intenciones, como las que adornan el infierno, que el SCV no recordó al leer el informe final –al que se puede acceder desde aquí– porque este desnudaba una cultura de abusos y una “gran estafa” en la cual, motivados por Figari, un grupo de sodálites y el mismo Figari cometieron diversos abusos y estos fueron ocultados en medio de una marcada cultura del encubrimiento. No en vano dicha comisión habla de esclavitud moderna, describiendo el fenómeno vivido dentro del SCV.

La contribución de la Comisión fue desconocida por el SCV y sus recomendaciones arrojadas a la basura. Esto es muy grave y muy INjusto porque, por ejemplo, si una persona A y otra B que reclama ser maltratada por A no llegan a un entendimiento y A -en un acto de “buena fe” y líbremente- decide nombrar a un tercero C que analice la situación y contribuya a ayudar a las víctimas -ojo aquí, el SCV hasta el día de hoy no reconoce que tiene un DEBER de justicia hacia las víctimas-, para luego decirle a C que no le gustan sus resoluciones, entonces, estamos ante una ¡gran estafa!

Una estafa la de Figari y otra la de sus discípulos que parece que, en el fondo, no tienen la más mínima intención de practicar la justicia y rectificar este camino doloroso que vivimos quienes fuimos esclavizados por el “hombre” como le llamaban algunos sodálites o “abá” -papito-.

Si el SCV y la Iglesia quieren realmente que esto no se repita más y que quienes cometieron abusos y crímenes no queden impunes -ambas cosas están ligadas- deben poner medios ya. Hasta hoy lo hecho es absolutamente insuficiente.

Leave a Reply

%d bloggers like this: