¡Maldito traidor!

¡Maldito traidor! era el acápite que acompañaba a todo aquel que abandonaba el SCV. Cualquiera que fuese la causa de este alejamiento, siempre era considerado una traición, fruto de la cobardía, soberbia, lujuria, apego al mundo, etc. Como regla general, no existía […]

Read More